Según el diccionario de fotografía y diseño, un negativo es una imagen fotográfica en la que las luces aparecen en tonos oscuros y las sombras en tonos claros. A partir de un negativo se obtiene un positivo proyectando aquel en un segundo material fotográfico, por lo general un papel.

Pero espera…no salgas de este post que no es un manual de fotografía. Simplemente he querido ilustrar a través de este concepto, que muchas veces vivimos la vida en negativo. ¿Y a que llamo vivir la vida en negativo?, en resumen es cuando permitimos que las sombras tiñan nuestra autoimagen, nuestros pensamientos y expectativas.

El negativismo hace que maximicemos las cosas negativas y no  percibamos o  minimicemos las positivas en nosotros mismos, en los demás o en las situaciones que vivimos.

Una forma característica del negativismo es la realización de presagios y predicciones negativas: “seguro que no aprobaré”, “cuando tenga que acudir a la cita, seguro me irá mal”, “es que yo no pego una”, “nunca voy a salir de abajo”, “la felicidad no fue hecha para mí”, “soy un imán para atraer cosas malas”.

Y si por casualidad comienza a percibir que está teniendo un buen día, sale de inmediato la voz interna de Negatrón diciendo “seguro me darán una mala noticia porque hoy me estoy riendo mucho”.

Quién permite que Negatrón domine sus pensamientos, vivirá en negativo, sin poder percibir los colores de la fe y de la esperanza en su vida, sin poder lucir los matices de los logros y victorias, que han sido siempre precedidos de fracasos que fueron aprendizajes de vida para volver a intentarlo.

PASO 1: SÉ AGRADECIDO

El agradecimiento tiene el poder de atraer nuevas bendiciones y nuevas oportunidades, pero los que viven en negativo no agradecen porque no perciben lo bueno que les sucede, pero sí están dispuestos a emitir quejas, murmuración y reproches por cualquier situación no tan favorable que les ocurre.

¿Estás listo para comenzar a ser agradecido? Cuando agradecemos por las cosas simples y sencillas del día a día, también lo haremos cuando haya un gran motivo para agradecer.  Para ello no dejes pasar por alto que, hoy abriste los ojos en la mañana cuando muchos no pudieron despertar, te levantaste de la cama cuando muchos no pueden sostenerse sobre sus piernas, fuiste al trabajo cuando las estadísticas de desempleo están en crecida, tienes a tu alrededor personas que se interesan en ti, comiste cuando muchos no tuvieron que comer…

Mientras leías el párrafo anterior es muy probable que Negatrón te susurró algo como ¡Ajá y que si hoy no pude levantarme de la cama porque estoy enfermo!, o qué tal si hoy justamente estoy sin empleo porque me despidieron ayer, y ¡cómo agradecer si mi relación de pareja se disolvió y estoy pasando por un divorcio!…

Deja que le responda  a Negatrón -aunque alguna cosa no esté saliendo como esperaba hay cientos de razones más para estar agradecido y a pesar de que esté atravesando por problemas o dificultades confío en que tengo la capacidad de salir adelante y superar cualquier evento por duro que parezca. Por eso en lugar de decir “hoy tuve un día terrible” digo “hoy tuve un día de gran aprendizaje”

Paso 2:CULTIVA PENSAMIENTOS Y DECLARACIONES DE FE

nuestra mente se divide en consciente e inconsciente.   La consciente  controla nuestra capacidad de razonar, memorizar, percibir situaciones, nuestra intuición e imaginación.  La inconsciente no piensa, sólo actúa en función de la información que recibe de nuestra mente consciente.  Por lo tanto, si los pensamientos y palabras que producimos en nuestra mente consciente son los correctos estaremos programando a la mente inconsciente para actuar a nuestro favor.

Usted es el capitán de su vida y si da las órdenes correctas a su mente inconsciente, sembrando pensamientos, imágenes y palabras de fe y confianza, su mente inconsciente quién es la que controla y gobierna todas sus decisiones y actos podrá conducirnos y guiarnos al éxito.  Cuando dices repetidamente: no lo puedo comprar, su mente subconsciente acepta su palabra, por no estar en condiciones de comprar lo que usted no está seguro en adquirir. Si además, dice, no puedo comprar este carro, no puedo comprarme esa casa, no puedo hacer ese viaje, no puedo terminar mi carrera universitaria, no puedo emprender este negocio, su mente subconsciente seguirá sus órdenes, permitiéndole hacer su vida aunque le falten todas esas cosas. Su mente subconsciente trabaja 24 horas al día, no duerme ni descansa y es la que se encarga de crear provisiones en su beneficio, derramando, acumulando, depositando el fruto de su pensamiento cotidiano.

Si tienes fe y confianza, logrando pensar y declarar enunciados conforme a la fe y no conforme al temor y el negativismo, tan pronto la mente subconsciente acepta la idea, comienza a ejecutarla, sea buena o mala.

Paso 3: REALIZA VISUALIZACIONES POSITIVAS

Las imágenes pueden llegar a ser nuestra realidad, intensifican nuestros deseos y nos acercan a nuestras creencias. La visualización aumenta nuestra voluntad y persistencia, es un recurso muy potente. Algunas claves para crear imágenes mentales positivas o visualizar lo que deseamos son: Hacerlo constantemente, imprímele vivacidad y emoción a la visualización porque esto acelera el alcance de tus objetivos, permítete un tiempo para hacerlo ya que no basta con imágenes fugaces, sino que estén el tiempo suficiente de tal manera que tu mente inconsciente pueda recibir la imprimación de la imagen mental y actuar en función de ésta, ya que nuestra mente subconsciente no sabe distinguir entre una experiencia real y una imagen viva y clara. Cada vez que traemos a nuestra mente consciente una situación, ya sea positiva o negativa, la mente subconsciente la almacena y la guarda exactamente como la hemos visualizado.  Recuerdo que al comenzar en la Universidad Central de Venezuela mis estudios, el primer día nos reunieron en un salón y proyectaron un video de una graduación en el aula magna de la UCV en Caracas, la profesora nos dijo que en un tiempo estaríamos allí recibiendo el título.  Eso me llevó a visualizarme en el aula magna vestida con la toga y el birrete, recibiendo mi título y pude visualizar cómo todos los graduandos lanzábamos al aire el birrete al final del acto. Esa visualización fue determinante en el logro de mi meta, ya que imprimió en mi mente inconsciente o subconsciente que lograría graduarme, y a pesar de los obstáculos que se presentaron logré mi meta.

Si lo puedes creer, declarar y visualizar, tu mente trabajará impulsándote a actuar en función de tus metas.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s