El éxito no es producto del azar o una especie de suerte, el éxito amerita planificación y trabajo.  En este post encontrarás cómo hacerlo.

Es posible que ahora mismo estés en un trabajo que detestas, en una relación toxica, viviendo en condiciones que no son las que deseas, que no te hacen feliz y te frustran cada vez mas.  imagínate ahora que pasas el resto de tu vida en esta situación y ahora te encuentras en tu lecho de muerte, piensa lo triste y miserable que te haría sentir mirar hacia el pasado y pensar en lo que hubiese podido ser si hubieses luchado y dado todo por alcanzar aquello que de verdad te apasionaba, aquello que de solo pensarlo te hacía estremecer el alma de ilusión y deseo, pero que por el miedo de renunciar a tu estabilidad renunciaste por completo a vivir.

    Trágico no? aunque parezca exagerado y un poco drástico no esta muy alejado de la situación que vivieses si dejaras que las circunstancias y el miedo decidieran el rumbo de tu vida en lugar de hacerlo tu.

 ¡Pero tranquilo que lo vamos a resolver¡

     Lo primero que debes hacer es pensar en lo que quieres y tener claro tu objetivo, y si no lo tienes muy claro,  puedes empezar por las cosas que detestas  y entonces lo contrario te hará vislumbrar lo que en realidad deseas, por ejemplo si odias estar en un trabajo monótono y rutinario, subyugado por un jefe, tal vez lo tuyo sea ser tu propio jefe y tener tu propio negocio o trabajar en algo que te llene de verdadera dicha y que incluso pagarías por que te dejasen hacer.

    No puedes llegar al éxito si no tienes un objetivo, cómo saber si llegaste si no sabes hacia dónde vas.   Recuerda que no hay camino correcto para quien no sabe a donde va.

    Una vez que hayas establecido tu  objetivo asegúrate que sea desafiante y que tu pasión por ello te motive tanto que puedas saltar los obstáculos que se van a presentar en el camino y que cuando caigas en el camino o fracases en el intento puedas tener el coraje para levantarte, sacudirte y seguir intentándolo porque los intentos fallidos o “fracasos” solo son parte de la escuela del éxito.

Extracto de la película “El guerrero pacífico”

     Ahora te enseñaré cómo crear el plan de acción que hará tu éxito inevitable.  Para ello escribe las cosas que tienes que hacer y dividelas en pequeñas metas y enamorate del proceso, crea el plan mas sencillo que puedas y aplicalo, vé por ello! y mientras lo haces aplicale mejoras constantes a tu plan, mejorando el proceso, quita lo que no te funciona y en el camino descubriras  formas de optimizar tus procesos para que invirtiendo menos recursos consigas mejores resultados.  Eso sí,  aplícalo desde el primer momento, no esperes a tener un plan perfecto para tomar acción porque la perfección no existe, debe ser el estándar que persigas alcanzar, pero siempre desde la acción…

Porque como dijo Nietzsche “Las mejores ideas se ocurren caminando”

      Suelta el lastre, en sentido literal el lastre es cualquier peso puesto en la embarcación para que esta se sumerja hasta donde convenga, pero en sentido figurado, el lastre representa aquello que te impide obrar con libertad porque es un peso innecesario, como pensamientos que no aportan nada a tu éxito y por el contrario te limitan, aprendizajes y creencias que no te ha funcionado y aun así las has  guardado por años en tu bagaje de conocimientos como herramienta premium, cuando en realidad son el lastre que te mantiene sumergido en el mar del fracaso.

     Por último…no sigas dejando que el miedo sea el protagonista de tu vida manteniéndote alejado de tus sueños.  Uno de los miedos que debemos enfrentar y superar es el miedo a la pérdida, dejamos de emprender algo nuevo por miedo a perder lo que ya tenemos, pero piensa en todo lo que ganarás si logras realizar tu sueño y en lo que ya estas perdiendo por no accionar en lo que realmente quieres.  Tienes el sueño de tener tu empresa, de vivir de tu talento o porqué no… vivir de tu hobby? pero el miedo a perder tu quince y ultimo no te deja accionar.

     Otro miedo es el miedo al dolor, sabes que en el proceso para llegar a la meta puede ser doloroso, requerirá esfuerzo y eso te va a desafiar, pero el miedo al dolor te hace renunciar a la meta o simplemente posponer las acciones que te has trazado en tu plan, pero utiliza ese desafío para alimentar tu motivación y no para frenar tu acción.  El tercer miedo que debes enfrentar es el miedo al fracaso , cómo lo hago?, simplemente acepta el peor resultado posible, pues parece loco pero funciona, preguntate qué es lo peor que puede pasarte si no lo consigues? y trabaja para conseguir el mejor resultado posible y sea que logres tu objetivo  o no prepárate para agradecer, por que? cómo voy a agradecer el fracaso? sí agradece por haber aprendido una manera de cómo no lograrlo y utiliza ese aprendizaje para descubrir la manera de cómo lograrlo.

    Qué esperas? todavía estas allí sentado? comienza a perseguir tu sueño que mientras mas tardes en comenzar más tardarás en llegar, comienza dedicándole tiempo parcial a tu sueño mientras puedas dedicarte a ello full time, pero por favor acciona!

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s