Hay un mandamiento implícito que muchas veces pasamos por alto y me refiero al mandamiento de amarte a ti mismo, si te asombra  lo que digo tal vez piensas que amarse a si mismo es orgullo, egoísmo o vanidad.  Pero la en la biblia Jesús lo ordenó como el mandamiento que resume todos los demás. En Lucas 10:27 Jesús dijo: “AMARAS AL SEÑOR TU DIOS CON TODO TU CORAZÓN, Y CON TODA TU ALMA, Y CON TODA TU FUERZA, Y CON TODA TU MENTE; Y A TU PRÓJIMO COMO A TI MISMO.” Quizá preguntas, pero dónde lo dice? te lo explicaré.

     El mandamiento dice en primer lugar que ames a Dios y describe cómo debemos hacerlo, luego dice “…y a tu prójimo como a ti mismo”, pero está implícito que antes de amar a los demás debes amarte a tí mismo y luego podrás amar a tu prójimo con la misma intensidad que te amas tú.  El problema de la falta de amor propio proviene de no conocer ni amar a Dios porque Él es amor.

     Solo cuando conocemos el amor que Dios tiene hacia nosotros somos capaces de amarnos y de amar al prójimo,  su palabra en Juan 4:19 dice “Nosotros amamos, porque El nos amó primero”. Cuando entiendes que Dios te ama tanto, que vales tanto para Él, entonces es cuando comenzamos a amarnos, valorarnos y entender que somos la perfecta creación de Dios.

Escucha esta canción que es una revelación del amor de DIos por ti.  Video “Deseable” – Marcos Brunet

      Todo ser humano necesita ser querido, amado, aceptado y valorado.  El rechazo y la falta de afecto causan grandes heridas en cualquier etapa del ciclo vital, sobre todo durante la niñez, ya que aún no se ha consolidado la autoestima, auto imagen y auto confianza.  Sin embargo si has experimentado rechazo y desamor, si sientes que no te han valorado o no has recibido el afecto que esperabas de otros, es hora de hacer una revisión interna que responda estas preguntas…Me aprecio? me valoro? me amo a mi mismo?, y quizá digas – Obvio que sí, quién diría que no se ama!- pero te sorprenderá  una respuesta no tan obvia si revisas ciertas actitudes personales.

     Cuántos sueños tienes guardados sin hacer nada para convertirlos en metas porque simplemente no crees en ti? Cuántas veces te has juzgado duramente por algo que no has elegido o no depende de ti o por algún error que hayas cometido? Cuán a menudo piensas en negativo sobre tus cualidades o características? En cuántas oportunidades te has autosaboteado diciéndote frases como “sabes que no lo lograrás, mejor ni lo intentes”, “seguro fracasarás como la última vez”, “la felicidad no es para mi”, “nadie me ama”, “siempre salgo perdiendo” y pare de contar!

     Te pregunto, Cuidas de tu cuerpo?, de tu salud?, te ejercitas?, te alimentas o devoras todo lo que consigues a tu paso?, le das a tu cuerpo el descanso que necesita? cuidas de tu interior y de tu exterior?, te das un gusto de vez en cuando? sabes que vales tanto que mereces lo mejor o crees que no vales la pena?

     Estas preguntas pueden darte una idea de la verdadera respuesta a la pregunta que te hice al inicio…Te amas? y probablemente descubras que no estás amándote, que no te estas queriendo y ésa es la razón por la que otros tampoco lo hacen, ya que el mensaje que estas dándoles es que no eres querible.

     Comienza a amarte a ti mismo y no te sientas mal por hacerlo, amarte no es orgullo, no es vanidad, ni egoísmo, es un mandamiento de Jesús y una clave para el éxito. Que cómo comienzas a amarte? Desempolva tus sueños y ponles fecha de caducidad, acciona para lograrlos, cree en tí, eres la mas maravillosa creación de Dios, creete capaz de comerte al mundo, de saltar obstáculos, de derribar gigantes.  Comienza a cuidar tu exterior porque eres el mejor producto y mereces el mejor empaque, cuida tu cuerpo, ejercítate, realiza los exámenes de chequeo, cuida tu interior porque es tu esencia, cuida tus pensamientos, alimenta tu mente, tu intelecto, tu alma y tu espíritu, pero no con basura, charlatanería, pesimismo, creencias que te limitan, sino con pensamientos, lecturas y mensajes que te potencien y te motiven.

      Recuerda Dios te ama, aun cuando sientas que nadie mas lo hace, te valora como su obra de arte mas destacada, aún cuando otros no den un peso por ti;  Dios cree en ti, sabe que eres capaz de alcanzar lo que te propongas, el reconoce cada talento que puso dentro de ti y sobre todo Él te ha elegido, aún cuando otros te rechacen.

       Comienza a disfrutar del camino y del proceso sin estresarte, sin angustiarte, quiérete y sé tu la primera persona que te admire, te valore, te ame y confíe en tus capacidades.  Ámate!

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s