Todos los seres humanos tenemos la capacidad de soñar, imaginar y la maravillosa
habilidad divina de crear, lo lamentable es que la mayoría ha dejado de hacerlo.

Esta habilidad parece que la dejamos cuando pasamos de la infancia a la adultez
porque nos han hecho creer que es absurdo, inmaduro y hasta ridículo.
Pero es hora de desempolvar una de las habilidades más extraordinaria y tan
escasamente utilizada, con las que fuimos dotados para el cambio y la evolución
personal y social: la habilidad de soñar, imaginar y crear.

Cuando un soñador contagia su sueño se transforma en líder.
Eso lo podemos ver a lo largo de la historia que han sido los soñadores los que se
han levantado como líderes de grandes cambios sociales, porque se atrevieron a
soñar…
…que los negros y los blancos fueran tratados con igualdad de derechos (Luther
King)
…que la India no estuviera bajo la dominación Británica (Mahatma Gandhi)
…que Sudáfrica fuera libre de abusos, racismo y explotación (Nelson Mandela)
…que todas las personas tuvieran acceso a la biblia y al conocimiento (Marín
Lutero)
…que América Latina fuera libre e independiente de los conquistadores españoles
(Simón Bolívar)
…que la humanidad pudiera recibir salvación y libertad espiritual (Jesucristo).
Si miramos un poco la vida de estos soñadores podemos encontrar la razón por
la cual sólo pocos se atreven a soñar y de esos pocos solo algunos se atreven a
accionar en función de hacer realidad sus sueños: “El miedo”

¿Miedo a qué?  

A los cambios, al esfuerzo, a las dificultades, a la oposición, al desafío, a la crítica,
al dolor.
Estos valores pueden mantener al soñador de pie y avanzando: LA FE, LA
ESPERANZA y LA VALENTÍA.
Es por eso el pastor Martin Luther King en su famoso discurso, Tengo un sueño,
dijo:
“…sabiendo que de alguna manera esta situación puede y será cambiada. No nos
revolquemos en el valle de la desesperanza. Hoy les digo a ustedes, amigos míos,
que a pesar de las dificultades del momento, yo aún tengo un sueño.”

Hoy Venezuela necesita hijos que sean capaces de soñar por y para ella, en el tiempo de crisis que vivimos, son tus sueños y los mios los que le darán vida al milagro venezolano.  Sueña en grande, no permitas que las circunstancias que vivimos anulen tu capacidad de soñar.

Soñemos con una Venezuela libre, prospera, donde hay paz, donde la esperanza no muere, una Venezuela no como la de antes, sino una Venezuela nueva y mejor.  La nueva Venezuela que resurge de los escombros y resplandece a la cabeza de America Latina.

NO TEMAS LO PEOR, TEN CERTEZA DE LO MEJOR.

Si sueñas con una mejor Venezuela, no olvides compartir este post y dejar tu comentario.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s